Capitales riojanas para ver: ¿Qué encontrar en esta región de cuentos de hadas?

Como sacada de un libro de cuentos, de las mejores historias de ficción medieval, La Rioja es una de las regiones más pequeñas de España. De hecho, es la menos poblada (apenas 350.000 personas o un poco más) y la segunda menos grande (unos 5.000 kilómetros cuadrados).

Pero en tan poco espacio y con tan poca gente se ha convertido en quizá el lugar más pintoresco y coqueto de España, a juicio de los turistas más avezados.

Siete valles componen La Rioja. Siete ríos que desembocan en el caudaloso Ebro, que nutre a gran parte de España.

Pero, también, unas cuantas ciudades y lugares para conocer. ¿Sabes cuáles pueden sorprenderte?

Logroño

Capital, y pueblo a la vez. Es una de las capitales más tranquilas de España, donde el turista y el local se confunden entre risas, tapas y vinos.

Una ciudad a orillas del Ebro que es mundialmente reconocida como un cruce de caminos medievales y pasos de peregrinos (forma parte del Camino de Santiago).

Logroño conserva quizá la arquitectura más importante de La Rioja, con castillos, iglesias, puentes históricos hechos en piedra, y los edificios importantes de la política riojana.

Sierra de la Demanda

Si quieres abrumar tus ojos de tanta belleza natural, no sólo debes visitar La Rioja, sino quedarte con la Sierra de la Demanda.

Una cadena montañosa que ocupa gran parte de la cordillera Ibérica. Su clima no deja de ser apto para el disfrute, y tiene bosques tupidos de un extremo a otro.

Pese a ser naturaleza pura e indómita, el lugar está repleto de historias y leyendas de la España medieval, aquella de guerras, colonizaciones y monasterios. Mucha de esa historia todavía la puedes encontrar en boca de los lugareños y en sitios que ya denotan cierta edad.

Santo Domingo de la Calzada

Santo Domingo aprovechó una antigua calzada romanada para fundar el Hospital de Peregrinos (9 siglos en pie), en la ciudad que ahora lleva su nombre.

A esta ciudad emblemática se accede cruzando el puente sobre el Oja, y lo que verás a continuación es uno de los lugares más hermosos que conocerás en toda España.

No es rural, no es urbano, simplemente es Santo Domingo de la Calzada. Riojano total. En la Plaza de España ocurre prácticamente todo en esta ciudad que también forma parte del Camino de Santiago. Así que por allí puedes empezar.

La Rioja auténtica: Consejos para descubrirla de cabo a rabo

De las mejores regiones de España para descubrir. Y anoten la palabra. Descubrir es un término al que la mayoría de los turistas ya no están acostumbrados.

Pero La Rioja, esa región del norte de España, es uno de los pocos lugares a los que las guías de viaje no han podido batir. Es un lugar que se debe descubrir, antes que recorrer. Y la mejor forma de encontrar esa Rioja majestuosa es a través de las pequeñas cosas, de lo más rural, auténtico y sencillo.

Los monasterios de San Millán de la Cogolla

Se dice que en La Rioja comenzó el idioma que conocemos ahora mismo como el castellano. O español para otros.

Y testigo de aquello es uno de los dos monasterios más importantes de La Rioja, ubicados en el pueblo de San Millán de la Cogolla.

Las Glosas Emilianenses, los primeros textos escritos en la lengua castellana, se encuentras alojados en el monasterio San Millán de Yuso. “El de Yuso”, como le dicen.

Y está también el de Suso, ambos declarados Patrimonios de la Humanidad. Aunque este es un poco más pequeño que el anterior, es igual de bonito para ver.

¿Te gusta el vino? Acude a Haro

Lugares con historia vinícola por demás hay pocos en el mundo. Pero en La Rioja, abundan por doquier. Haro es uno de esos lugares, y su barrio de la Estación es el epicentro de esta cultura que trasciende de fronteras y épocas.

El vino es más que una bebida para los habitantes de La Rioja. Se ha convertido en una forma de vida, en una actividad que consume la mayoría del tiempo de los riojanos, por lo que no se harán esperar pueblos como Haro, donde las bodegas y los restaurantes artesanales te inmiscuyan en el hábito de la degustación de vinos.

Un pedacito del Camino de Santiago

Si eres creyente, de seguro que el Camino de Santiago te suena. Es uno de los caminos de peregrinaje más importantes del mundo, inmortalizado en un libro de Paulo Coelho.

Y en La Rioja, entre tanto vino e historia, hay un pedacito de ese Camino de Santiago. Es el pueblo de Nájera, incluido dentro de ese camino de peregrinación católica, y donde sus calles empedradas, las ruinas del castillo y hasta el Monasterio de Santa María la Real enganchan a cualquiera desde la primera mirada.

Sí. La Rioja es para descubrir.

De pueblo en pueblo por La Rioja: ¿Cuáles son los imperdibles?

Una de las regiones más pintorescas de España es La Rioja. A su vez, no tan conocida por los turistas internacionales, y tampoco es la primera en la lista de los visitantes españoles.

Pero está. Y hay que aprovecharla. Conocida mundialmente por ser una de las capitales del vino en España, y por ser la sede de rodaje de algunas series célebres, La Rioja es uno de los lugares con más pueblos memorables, que invitan a recorrerlos y a disfrutarlos.

¿Sabes cuáles son los favoritos? ¿Los imperdibles? Acá te los presentamos.

Sajazarra

Hablando de pueblos, hablamos de historia, de un glorioso pasado. Y es allí donde Sajazarra, un pueblo medieval de La Rioja, se hace notar como una de las mejores recomendaciones para todos los que quieran descubrir La Rioja más auténtica.

Es un pueblo amurallado, con un casco urbano repleto de casas señoriales, y hasta un castillo. Quizá el castillo mejor conservado de La Rioja.

Decir que está prohibido circular en coche por el interior de Sajazarra, por lo que tendrás que acordarte de, digamos, ¡caminar! Así tendrás una forma más tranquila de conocer a uno de los pueblitos más coquetos de esta región del norte español.

Briones

Si vas a La Rioja, que es una de las capitales mundiales del vino, desde luego que tienes que pasar por Briones. ¿Por qué? Porque se trata del lugar donde está el museo del vino más importante del mundo. Sí, del mundo. En Briones.

Un patrimonio bastante completo, con un recinto completamente amurallado, y con una dedicación completa de la familia Vivanco –promotores del museo privado del vino-, lo que ha potenciado al pueblo internacionalmente y lo han convertido en uno de los principales atractivos del eje riojano.

Porque La Rioja es vino, y Briones es su capital.

Calahorra

La capital de La Rioja baja es, más que un pueblo, un epicentro social y cultural de La Rioja entera. Un pueblo para conocer de punta a punta y donde hay un museo bastante curioso (el de La Verduda), por ser Calahorra una de las mayores zonas de huertos de toda la Península Ibérica.

El museo de la Romanización y la Catedral de Calahorra también forman parte del listado de intereses.

Otros pueblos, como Santo Domingo de la Calzada, Nájera, Ezcaray o San Millán de la Cogolla son de los indispensables.